La importancia del masaje deportivo en el deportista

Todos los atletas, sean corredores aficionados o de alta competición, tienen el deseo de mejorar su capacidad física para poder ser más competitivos o simplemente superarse a sí mismos. Un plan de entrenamiento adecuado es capaz de aumentar la resistencia, velocidad y fuerza, pero el problema surge con el aumento de la exigencia de los entrenamientos, pues puede llevar al surgimiento de lesiones musculares y tendinosas, que pueden incluso impedir al atleta de continuar sus entrenamientos y competiciones durante algún tiempo.

 “cuando un atleta aumenta su rutina de entrenamiento, casi siempre utiliza los músculos de forma exhaustiva, causando estrés en los tejidos.” El exceso de entrenamiento y / o la ausencia de estiramiento conduce a los dolores musculares, muchas de las a veces ignoradas por los atletas, pudiendo más tarde convertirse en crónicas o en lesiones graves. Existen cursos de masaje y cursos de masajes deportivos que te pueden ayudar a trabajar en lo que te gusta

El masaje deportivo surge así como una forma de alentar a los músculos a recuperarse después del entrenamiento, porque alivia todas las tensiones y ayuda a retirar el ácido láctico de los músculos. Así, la sangre y el oxígeno consiguen volver a los músculos a un ritmo normal y hacer una reparación eficaz de los tejidos musculares, haciéndolos más fuertes y resistentes.

En realidad, el masaje es una de las más antiguas formas de terapia y un método fundamental en el alivio del dolor, la relajación, la estimulación y la recuperación muscular, que a nivel preventivo, terapéutico o deportivo. Por su parte, el deporte, tanto a nivel aficionado, tanto a nivel profesional, es reconocido como una actividad de extrema importancia y ha sido practicado por un número creciente de amantes del ejercicio físico, la calidad de vida y el bienestar.

Aliar los beneficios del masaje con los de la carrera, y teniendo en cuenta el objetivo de preparar, mantener y recuperar a los atletas para la práctica deportiva, llevó al desarrollo de técnicas y metodologías específicas que resultaron en la creación del Masaje Deportivo.

El masaje deportivo se compone de un conjunto de técnicas de manipulación de las estructuras musculoesqueléticas, pero con incidencia particular en zonas corporales cruciales a la actividad deportiva, añadiendo características específicas reforzadas tanto a nivel de la presión ejercida y de la localización, velocidad de ejecución e intensidad, o bien recurriendo a movilizaciones y estiramientos como complemento esencial.

Cada atleta y cada modalidad tiene su propio ciclo y su especificidad, en particular en cuanto a los grupos musculares más utilizados. Esto significa que el masaje debe adaptarse a cada caso.

Después del entrenamiento, ejercicios de estiramiento y diversos tipos de masaje e, incluso, Acunpultura, son indicados para desactivar nódulos y evitar lesiones, estimulando el sistema mecánico y neuromuscular.

El masaje deportivo debe considerarse como una actividad complementaria a la carrera, haciéndola tan importante como la alimentación y la suplementación. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *